Los peores errores de una entrevista de trabajo

¿Tienes una entrevista de trabajo? Hoy te diré algunos errores más comunes que se cometen en una entrevista de trabajo para que los evites y no pierdas una oportunidad valiosa. Mira estos tips:

  • No prepararte para tu entrevista: Hay preguntas que los reclutadores tienden a hacerle a las personas, tales como: “Cuáles son tus mayores fortalezas o debilidades”, “por qué deberíamos elegirte”, etc. Debes entender que actualmente vivimos en un mundo sumamente competitivo y es imprescindible demostrar y conocer tu diferenciador, eso que te va a caracterizar y ayudar a destacar.
  • Ser demasiado modesto: Lo principal que debes hacer es creer en ti y en tus capacidades, piensa que el hecho de estar en una entrevista de trabajo significa que la empresa está interesada en ti debido a tu CV, así que no pierdas la oportunidad de demostrar quien realmente eres y no temas decir cuáles han sido tus mayores logros en el ámbito laboral.
  • Hablar de más: Una cosa es aprovechar la oportunidad para decir tus mayores logros y otra es alardear o tratar de llenar silencios hablando de cosas que realmente no aporten algo importante a tu entrevista. Por eso es importante regresar al punto 1 y planear qué puntos son los que vas a tocar y que te importa destacar.
  • Mostrarte ansioso por medio de tu lenguaje corporal: Morderte las uñas, agarrarte el pelo, hacer ruido con los pies, mover demasiado los dedos de las manos o tallarse las manos constantemente son algunas de las actitudes que ponen en evidencia tu nerviosismo, así que evítalas. Detecta cuál es esa manía que te delata y hazla consciente para que te sea más fácil controlarla.
  • Decir que no tienes ninguna debilidad:  Si crees que esto te sumará puntos, puede que pase todo lo contrario. En realidad aceptar tus puntos débiles hablará de que estás consciente de ellos y por lo tanto puedes trabajar para cambiarlos y mejorar. Además te hará ver como alguien honesto y con los pies en el suelo.
  • Darle demasiada importancia a tus gadgets: Sea cual sea el dispositivo, evita usarlo, pues si es una falta de respeto hacerlo mientras hablas con alguien en el ámbito social, es peor mientras estás tratando un asunto laboral.
  • Mostrarse demasiado amistoso: Es diferente ser carismático a exceder la confianza. Nunca pierdas el estilo y sobre todo mantente serio para mostrar una imagen responsable.

Tips para iniciar el mes con mejores hábitos

Cada inicio de mes se abre una oportunidad para mejorar tus hábitos, tanto de consumo y alimentación, como de organización, etc. Para crear un hábito se necesita repetir una rutina durante al menos dos semanas de forma contante y disciplinada. Esto es algo que peudes hacer en cualqueir momento y no solo al comenzar un mes, pero resulta que los inicios nos motivan mucho más porque nos dan la sensación de “borrón y cuenta nueva”, por eso es tan famoso el lunes en el que todos “empiezan la dieta” y que el primer día de cada año los gimnasios se llenan. Checa estos tips que te ayudarán para comenzar a crear hábitos que mejoren tu estilo y calidad de vida:

  • Organiza tu agenda: Planificar es el primer paso para lograr todos tus objetvos y administrar tu tiempo. Ser consciente de tus días y horarios te ayudará a reducir el estrés y evitar que te sientas tan saturado que no sepas por dónde comenzar. Tener presente todas tus citas en un solo lugar de forma organizada hará que no se te olvide ninguna y por lo tanto dar una imagen más profesional.
  • Lleva una bitácora de tus gastos: Seguramente has escuchado hablar de los gastos “hormiga”, éstos son pequeños gastos que no representan una gran inversión para ti pero al final del mes te llevas la sopresa de que gran parte de tu sueldo se va en cafés, comidas, taxis, etc. Así que en la medida de lo posible evítalos, pero para esto es esencial que lleves un control de cómo administras tu dinero.
  • Uso responsable de tus tarjetas de crédito: Nunca es tarde para tener buenos hábitos de consumo. Si tienes una deuda, trata de reducir tus gastos secundarios (comidas, fines de semana, salidas con amigos, etc.) y evita el uso de tu tarjeta por un tiempo. Poco a poco verás que sacrificar temporalmente algunos gustos vale la pena por tu tranquilidad.
  • Si vas al gimnasio: Procura hacerlo por las mañanas. No es que sea mejor o peor para tu salud, al final lo importante es mantenerte activo, pero sí hace una gran diferencia hacer un esfuerzo y levantarte temprano pues es la mejor forma de formarte una disciplina. Por lo general, en las tardes puede que tengas compromisos o que salgan planes de imprevisto que te harán faltar y sentirte justificado de no haber ido, por lo tanto serás menos constante que si vas por las mañanas.
  • Levántate 15 minutos antes: Evita salir de tu casa con el tiempo medido, 15 minutos más o menos al dormir no harán realmente ninguna diferencia en tu descanso, pero sí influyen cuando de evitar menos tránsito se trata.

Aprende a reconocer tus logros

Nos han enseñado a ser tan modestos que a veces caemos en la negación de reconocer nuestros propios atributos y logros personales, pues creemos que es algo soberbio y hasta mal visto. Pero parte de una sana inteligencia emocional es entender lo importante que es sentirte orgulloso de ti mismo y ¿por qué no? premiarte de vez en cuando. Así que la próxima vez que te digan lo bueno que eres en algo o tengas éxito en eso por lo que tanto trabajaste no dudes en aceptar el cumplido y poner en práctica los siguientes consejos:

  • Da las gracias: Nunca disminuyas tu esfuerzo ni creas que evadir un reconocimiento o un cumplido es más educado. Parte de un buen Branding Personal está en saber dar las gracias y afrontar tus logros.
  • Prémiate: Haz cosas que te hagan sentir bien y regálate algo valioso, y no necesariamente económicamente hablando. Por ejemplo si tiempo es lo que te falta para disfrutar de tus actividades personales, date tiempo para descansar, desconectarte del teléfono, computadora o cualquier medio por el que te puedan localizar y sal a caminar, toma una siesta, ve al gimnasio o toma una sesión relajante en un spa.
  • Comparte con tus seres queridos: Compartir no es una cuestión de presunción, vale la pena que hables de lo que te hace sentir orgulloso y compartir esa felicidad con tus amigos y familiares, esas personas que sabes que se alegrarán contigo y celebrarán tus éxitos así como te han apoyado en tus fracasos.
  • Aprovecha esa motivación: Cuando algo sale bien, nos viene esa sensación de éxito y que somos capaces de lograr cualquier cosa que nos propongamos. Haz buen uso de esa motivación y plantea nuevos objetivos, planifica y organiza tus siguientes actividades para el logro de próximas metas.
  • Nunca te confíes: Cuando te felicitan debes alegrarte, pero recuerda que siempre se puede mejorar. Proponte sorprender a los que están a tu alrededor con nuevos y mejores resultados, perfecciona tus habilidades y no te conformes con lo que has dado, esto te traerá cada vez más satisfacción personal.

Fracaso: una connotación positiva

Muchos creen que un fracaso termina con sus oportunidades de lograr el éxito en el área que tenían como objetivo, pero la realidad es que entre mayor sea el error, más grande puede ser el aprendizaje y la experiencia adquirida. Así que si recientemente pasaste por una situación parecida, lo último que debes hacer es desanimarte, piensa que todo lo que te pasa, por más pequeño que sea, es justo lo que necesitas y lo último que debes hacer es adoptar el papel de víctima. Aquí te diré todas las razones por las que vale la pena entender un “fracaso” como algo positivo y que te puede ayudar:

  • Te ayuda a aprender: No hay mejor forma de saber lo que sirve y lo que no que cometiendo errores, así que no te desmotives, si algo sale mal dentro de tus plans, piensa que ahora ya sabes con seguridad qué camino no debes seguir o repetir.
  • Es una virtud empresarial: Sobre todo en el área laboral, esta situación representa una gran oportunidad de crecimiento y aprendizaje.
  • Representa un privilegio: Sí, siéntete orgulloso incluso de tus errores porque eso demuestra que te atreviste a actuar y superaste tus ganas de emprender más que el miedo a perder.
  • Se puede conocer una realidad de la que no tenías idea: Esto te ayuda a fomentar tu pensamiento creativo e inteligencia, que es la capacidad de adaptarse a nuevos retos y entender que tanto los éxitos como los errores forman parte de la vida y son necesarios.
  • Te da valentía: Es lo mismo que pasa cuando estás aprendiendo a andar en bicicleta y te caes, una vez que ya tuviste tu primer caída ya no te da el mismo miedo volverte a subir, pues como bien dice el dicho “del suelo no pasas”. En cualquier caso es lo mismo, cuando comienzas un proyecto puedes incluso posponerlo por mucho tiempo porque crees que nunca es suficiente planeación y quisieras tener control de todos los factores que te rodean e influyen en tus resultados o logro de tus objetivos, pero no hay mejor manera que aprender en la práctica y caerte las veces que sean necesarias para volverte a levantar y seguir avanzando.

¡Despedido! Lo que te puede llevar a perder tu empleo

Los factores tales como el estrés, la carga de trabajo excesiva, la ambigüedad y poca claridad en las tareas que te delegan, la falta de reconocimiento y el abuso de confianza pueden ser, entre otras cosas, causas que te lleven a perder la paciencia y buena actitud en tu trabajo. Un empleado desmotivado está más propenso a mostrar actitudes negativas y por lo tanto a escuchar esa tan temida palabra “¡Despedido!”. Pero ¿qué actitudes son las que te llevan a volverte desempleado?:

  • Adular a tus superiores: En el afán de ganarse el reconocimiento y predilección del jefe, se siente con la tarea de reportarle al jefe todo lo que sus compañeros hacen o no, e incluso en qué se equivocaron. Fuera de ver a este elemento como apoyo, puedes caer en que te consideren como alguien que no sabe trabajar en equipo e individualista.
  • Mostrar un carácter débil: Los jefes siempre esperan que demuestres iniciativa y seguridad, así que lo peor que puedes hacer es dirigirte con miedo o mostrarte inseguro con los clientes.
  • Hacerte el sabelotodo: Si esperas dar la imagen de dominar todo los temas es más probable que cometas errores por no preguntar y pedir asesoría, recuerda que no tiene nada de malo decir “no sé” pues contrario a verte ignorante puedes mostrarte como alguien propositivo y dedicado capaz de investigar lo que no conoce.
  • Resistirte al cambio: Está bien que confíes en tus ideas y creas en ellas, pero acepta otros puntos de vista y no te resistas al cambio, pues te verás como alguien con poca disposición y cerrado. Recuerda que quien no sabe adaptarse simplemente no sirve en un equipo de trabajo.
  • Esparcir rumores: El patrimonio más valioso dentro de una empresa es su buen ambiente laboral pues de esta forma todos trabajan motivados y así son más productivos. En el momento en que los superiores notan que alguien comienza a decir chismes y tensar el ambiente, lo más seguro es que prescindan de su presencia.
  • Evadir responsabilidades: Tienes que tener cierta disposición y entender que habrá veces que te pidan cosas que no son parte de tu trabajo o de tus funciones dentro de la empresa, pero si te lo piden haz un esfuerzo sin quejarte y hazlo. De igual forma si tú estás involucrado de cierta manera en algo que no salió bien o no se obtuvieron los resultados esperados, no culpes a otros con tal de evadir el problema, asume tu parte de responsabilidad y tómalo como un aprendizaje.

Cómo lidiar con un compañero de trabajo difícil

La oficina puede ser el lugar perfecto para socializar y hacer nuevos amigos, siempre y cuando convivas con personas y en un ambiente con los que te identifiques. Pero puede pasar que en una oficina o compañía grande no tengas la oportunidad de conocer a todos tus colegas y acercarte a ellos, por lo que, probablemente no conozcas el lado más agradable de los demás, pues cada persona maneja el estrés, las responsabilidades y sus relaciones de forma diferente. Así que si tú tienes un compañero difícil aquí te diré cómo tratarlo:

  • No te dejes influenciar: Si esta persona está todo el tiempo viendo el lado negativo de cada situación, no dejes que impacte en tu buena actitud. Trátalo con respeto pero no trates de argumentar con él/ella, pues generalmente es difícil que cambien su percepción y que acepten otras opiniones.
  • Mantén una relación profesional: Dicen que lo cortés no quita lo valiente, así que por más que choques con esta persona, nunca dejes las muestras de cortesía a un lado. Siempre que llegues saluda (aunque no te respondan), cuando salgas despídete y deséale un buen descanso, y siempre pide las cosas por favor y da las gracias.
  • Sonríe: Aunque sea una persona que vive frustrada y enojada todo el tiempo, si tú siempre le hablas y te diriges a él/ella con una sonrisa, eventualmente cambiará su actitud contigo y se mostrará un poco más accesible. Por eso es importante que no te predispongas y no le hables con malos modos, pues recuerda que todo lo que das regresa.
  • Comunícate: Si esta persona es alguien con quien debes trabajar constantemente, entonces vale la pena que te armes de valor y enfrentes la situación. Dile cómo te sientes y si hay algo que puedas hacer para que mejore su relación, tal vez esa persona ni siquiera se ha dado cuenta de que su actitud no ha sido la mejor y lo ayudarás a hacerlo consciente y mejorar.
  • No juzgues: Lo peor que puedes hacer es hablar mal o crtiicar, pues lo único que lograrás es hacer la relación más tensa predisponiéndote. Por eso es importante comunicarte y hacerle saber cómo te sientes o si hay algo en lo que lo puedas ayudar, pues nunca sabes por los problemas que pueda estar pasando o si hay algo más que lo haga estar actuando así.

Ventajas y desventajas de tomarte un año sabático

Elegir qué carrera estudiar es una de las decisiones más difíciles a las que los jóvenes se enfrentan cuando están terminando la preparatoria. A pesar de la asesoría vocacional que pueda impartir el colegio, los estudiantes se sienten presionados por una serie de factores externos como la presión familiar, la presión de amigos y la creciente demanda en el mundo laboral que hacen el proceso aún más difícil.

La decisión es clave pues marca una pauta muy importante para el futuro, por lo que muchas personas deciden tomarse un año para hacer más exhaustiva la investigación sobre las carreras más atractivas y universidades, además de emprender un viaje de autoconocimiento. Tomarse un año sabático puede ser algo muy beneficioso si se hace de forma productiva, a continuación te explicamos las ventajas y desventajas para que consideres si tomarte este tiempo es una decisión adecuada para ti:

Los pros

  • Un año puede ser sumamente significativo en la madurez del estudiante porque puede vivir experiencias enriquecedoras que le formen una idea sobre la vida adulta y una perspectiva más amplia de la vida.
  • Los costos de estudiar una carrera profesional muchas veces son altos y requieren sacrificios. Al no estar seguro de qué rumbo tomar puede convertirse en una mala inversión, por lo que es mejor tomarse un tiempo, mismo que puede convertirse, en muchas ocasiones, en una oportunidad para financiar los costos.
  • Le da tiempo a los estudiantes para que se comprometan con aquello que es importante para ellos y establecer prioridades.

Los contras

  • Perder el ritmo de la rutina y el estudio.
  • Si no es bien aprovechado el tiempo libre puede convertirse en ocio y hasta puede llevar a la depresión.
  • Puede que te retrases en comparación a tus compañeros al graduarte.
  • Existe la posibilidad de que el año sabático se convierta en varios años de descanso por los cambios o distracciones ocurridos durante el período de receso.

¿Cómo aprovecharlo?

  • Viajar es una de las mejores oportunidades que se puede tener en la vida para conocerse a sí mismo y ampliar la visión y el criterio, ayudando a encontrar las verdaderas pasiones, habilidades y aptitudes que en un futuro ayuden a tomar mejores decisiones.
  • Trabajar en alguna de las áreas de interés puede dar una visión más real sobre lo que hacen los profesionales de tal ámbito y encontrar inspiración en personas que se dediquen a eso.
  • Investigación completa sobre las carreras de interés, visitar las universidades que las ofrecen, revisar los planes de estudio y, de ser posible, entrar a clases como oyente y de esta forma crear perfiles comparativos entre carreras y universidades.
  • El voluntariado es una excelente forma de crecer la calidad humana y reflexionar sobre lo que se quiere hacer en el futuro.
  • Lo más importante es crear una rutina con horarios para evitar caer en el ocio y simplemente perder el tiempo.
  • Puedes inscribirte a algún curso relacionado con alguno de tus intereses para no perder el ritmo de tomar clases y afinar tus gustos o interés, además de que añade valor curricular.

Cómo puedes ver un año sabático bien llevado puede ser sumamente productivo y te ayudará a tomar mejores decisiones sobre tu futuro. Asegúrate de explicar a tus padres con fundamentos la razón de este tiempo y presenta un plan con objetivos para que lo tomen de la mejor forma posible.

Qué considerar antes de ser freelance

Trabajar de manera independiente es una gran oportunidad de crecimiento tanto laboral como económico que definitivamente te traerá un gran aprendizaje. Además ser freelance representa el primer paso que debes tomar para tener tu propia empresa ya que te permite darte a conocer y posicionarte como especialista en tu área de trabajo. Pero ¿qué es lo que debes considerar antes de renunciar a tu empresa para convertirte en freelance y que realmente te convenga? Mira estos tips:

  • Ten un plan de trabajo: No esperes hasta renunciar de tu empresa para armar tu plan de trabajo, pues aunque parezca que tienes mucho tiempo libre, en realidad ya será parte de tu tiempo como profesionista independiente y debes comenzar a trabajar lo antes posible.
  • Considera si tus ahorros son suficientes: La mayoría de las personas cuando renuncian se sienten de alguna manera liberadas porque pueden organizar su tiempo como mejor les conviene, pero la contraparte es cuando se dan cuenta que no es tan fácil no contar con un sueldo fijo. Por eso es necesario que valores si estás listo antes de decidir dar el gran paso.
  • ¿Tienes un buen outsourcing?: Aunque aún no tengas una empresa bien consolidada es importante que comiences a tomar en cuenta a otras personas que se especialicen en lo que tú no dominas para que formen parte de tus contactos de confianza y que tengas certeza de que trabajan bien.
  • Identidad gráfica: Invierte en un buen diseñador gráfico, no escatimes en este servicio. Es súper importante tener un logo que te identifique para posicionarte con mayor facilidad.
  • Posicionate en medios digitales: Actualmente es básico contar con un sitio web en donde te puedan encontrar y conocer más de ti y tus servicios de una forma práctica y accesible. Piensa que tener un sitio es el equivalente una tarjeta de presentación, así que invierte en un buen diseño y redacta de forma clara y atractiva la información básica acerca de tu empresa. También toma en cuenta las redes sociales como un medio de difusión en donde te puedes dar a conocer rápidamente con una buena estrategia de comunicación.

¿Por qué te conviene estudiar una maestría?

¿Terminaste la universidad y no sabes si quieres estudiar una maestría? Hay ocasiones en las cuales al terminar de estudiar la gente empieza a cuestionarse si estudiar una maestría realmente vale la pena. Y aunque todo depende de tus objetivos profesionales, la realidad es que la competencia es cada día más fuerte. El continuar con tu educación te permitirá seguir aprendiendo, y si estás trabajado, la maestría te podría dar un mayor puesto dentro de la empresa. Pero como sabemos que ésta puede ser una decisión difícil, en este artículo queremos darte algunas razones por las cuales te puede convenir estudiar una maestría.

Conocimiento

Al estudiar una maestría el conocimiento que tienes del área en la que te desarrollaras será mucho mayor. Además, al estar estudiando lograrás mantenerte a la vanguardia en todos los aspectos. La información que obtendrás mientras estudias será la más novedosa y, como el mundo está en constante cambio, esto te permitirá diferenciaste de la competencia. El dominar las habilidades que te exige tu campo de trabajo te ayudará a ser mucho más exitoso.

Experiencia

Dependiendo del programa de la maestría a la que te inscribas, es probable que tengas la oportunidad de participar en diferentes proyecto. Aprovecha todas estas oportunidades e involúcrate en todo lo que puedas. Hay ocasiones en las cuales hay clases teóricas y prácticas en las cuales los alumnos tienen que desarrollar nuevos productos, proyectos, empresas, marcas y estrategias. Utiliza todos estos ejercicios para poner en práctica todo lo que haz aprendido y para resolver dudas. Además, si la universidad en la que estudias ofrece talleres y conferencias adicionales no dejes de asistir.

Contactos

La maestría, además de serviste para aprender cosas nuevas, también te puede ayudar a generar nuevos contactos. Cuando estás estudiando una licenciatura muchas veces ni siquiera sabes a qué te vas a dedicar o en que área te vas especializar, por lo que establecer contactos que puedan ayudarte en tu vida profesional puede ser más difícil. Pero ahora que estás estudiando una maestría y que ya tienes una visión más clara de lo que quieres hacer con tu vida profesional, es fundamental que empieces a generar contactos. Participa en las actividades de la universidad, conéctate con tus compañeros y profesores a través de LinkedIn y asiste a ferias de reclutamiento. Recoge la mayor cantidad de tarjetas posibles y trata de establecer relaciones con las personas que te parezcan interesante.

Curriculum

Además de todos los conocimientos teóricos y prácticos, estudiar una maestría también te puede ayudar a tener un mejor curriculum. Mientras más conocimientos tengas lograrás obtener un nuevo nivel de estudio y experiencia. El nivel de competencia es cada vez más fuerte y muchos ya tienen una licenciatura. Es por eso que en la actualidad tener una maestría te pueda ayudar a diferenciarte.

Si tienes la oportunidad de estudiar una maestría no la desaproveches, ésta te puede traer muchos beneficios dentro del mundo ejecutivo y te ayudará a llegar más lejos en el área en la que hayas elegido desarrollarte.

Música ideal para trabajar

La música es un elemento ambiental clave que puede influir en tu estado de ánimo. Recuerda que en una oficina o en cualquier lugar de trabajo la música ideal será la que te ayude a concentrarte y generar un estado de tranquilidad que incluso pueda ayudarte sentir inspirado para esas largas horas de jornadas laborales. Toma en cuenta que si son varias personas las que comparten una misma área de trabajo, es mejor que elijan algo que a la mayoría les agrade y eviten la música estridente o imponer sus propios gustos. Una buena opción son las estaciones de radio o páginas de música por internet en las que ya puedes elegir listas armadas para cada situación o estado de ánimo en especial. Algunas opciones son:

  • Spotify: En ella puedes elegir entre una gran variedad de artistas y títulos que te permitirán crear listas personalizadas de acuerdo a la música que te gusta o elegir listas predeterminadas por tema, además de encontrar y conocer música y artistas nuevos.
  • Stereomood: Otra red social de música que a su vez te permite compartir tus gustos con tus amigos si lo conectas con Facebook o Twitter. Ésta se especializa en arrojar listas de reproducción de acuerdo al estado de ánimo que elijas.
  • Bandtrack: Ésta red es una gran opción si tienes un negocio en específico y deseas ambientar un restaurante, cafetería, oficina, etc., pues sus listas de reproducción son de música actual pero las puedes elegir de acuerdo al tipo de empresa o negocio que tengas.
  • Grooveshark: Esta es otra buena opción si lo que deseas es crear tu propia lista de reproducción con cientos de títulos en inglés, desde los clásicos hasta los lanzamientos más recientes.
  • 8tracks: En este sitio también puedes encontrar listas de música predeterminadas de acuerdo al estado de ánimo o situación que elijas, desde música para hacer ejercicio hasta ambiental o para relajarte.